HomeContactoImprimir  Disminuir tamaño de letraAumentar tamaño de letra
FudenCooperación enfermeraComunidad de Madrid
HomeExprésate › El embarazo adolescente en Nicaragua
Volver
Categorias
El blog de La Salud de las Poblacione pretende fomentar el debate sobre la aportación de la enfermería a los cuidados de salud en el mundo. Por ello, os invitamos a participar con vuestros comentarios, observaciones y sugerencias.

 Alcanza tus objetivos (8)
 Aprendiendo a cooperar (80)
 Cooperación (6)
 Mujer y salud (5)
 VIH-SIDA (1)
Articulo

El embarazo adolescente en Nicaragua


Escrito por: Ana Medina y Rocío Ferreira
Fecha:  Viernes, 30 de Julio de 2010 a las 11:01

Nuestros últimos días en Nicaragua siguieron a un ritmo verdaderamente trepidante. Nuestra inclinación hacia los problemas de salud concretos y ubicaciones geográficas determinadas dentro de Managua hicieron que el trabajo de investigación y recogida de datos se intensificara con el reloj ya en cuenta atrás.

 

Como éste será uno de los últimos escritos de nuestro viaje, me parecía de especial valor el recalcar una conversación de sumo interés para esclarecer ciertos aspectos de la cultura y la forma de vida nicaragüense y que nos “abriría” de forma importante los ojos a la hora de valorar los problemas de salud y la verdadera situación de la enfermería en Nicaragua. Esta conversación tan esclarecedora tuvo lugar de forma totalmente informal en uno de los puestos de la comunidad del Diamante, en el departamento de Granada, llamado puesto de salud del Rosario.

 

Este puesto es atendido por una enfermera y un médico, pero ocasionalmente ese día sólo se encontraba la enfermera atendiendo el centro. Como en todos los demás lugares que visitamos, empezamos a realizar nuestras tandas de preguntas en torno a la promoción de la salud, la prevención, los principales problemas de salud de la zona, etc.

 

Entre las dificultades de salud surgió uno de los aspectos más repetidos durante nuestras visitas exploratorias: el embarazo adolescente y la ausencia de la figura paterna en el hogar. La enfermera nos explicó que este problema era prevalente en todo el país y lo sabía de buena mano por su propia experiencia. Por un lado afirmaba que las causas de esto se podían encontrar en un déficit de educación sanitaria, pero también en un proceso de desestructuración familiar en la que el padre estaba ausente y la madre debía trabajar gran parte del tiempo (y por lo tanto no podía dedicar tiempo suficiente a sus hijos), o se encontraba unida a otra pareja con la que tenía otros hijos y los del matrimonio anterior eran relegados.

 

Incubadoras en un hospital de Nicaragua

 

También nos contó que existían familias con importante presencia de violencia intrafamiliar, incluyendo abusos de tipo sexual. En esos casos la adolescente ve en el embarazo temprano una forma de unirse a su pareja y poder salir de ese foco violento que es su casa.

 

Con estos discursos, la enfermera no quería decirnos que esto fuera así en todos los casos, pero sí que eran factores a tener muy en cuenta a la hora de entender y valorar la situación de salud de la población. El factor cultural es, a nuestro juicio, esencial a la hora de crear programas de salud que puedan llegar a ser exitosos porque es fundamental tener en cuenta la forma de entender el mundo y la construcción de percepciones, tradiciones, costumbres y mitos de la población, en este caso, la nicaragüense.

 

La entrevista con esta enfermera, fue, a nuestro parecer, una de las más ricas que tuvimos ocasión de tener, porque puso a nuestro alcance la situación real de la mujer. También nos comentó que las enfermeras nicaragüenses son, en la inmensa mayoría, mujeres y, en muchos casos, por lo anteriormente comentado, las cabezas de familia. Esto hace que junto con los sueldos paupérrimos que gana la enfermera nicaragüense las obligue a tomar dos o tres trabajos para poder mantener a su familia. ¿En qué condiciones puede desempeñar su trabajo, ya de por sí complicado por la dificultad de acceso a recursos humanos, materiales y de infraestructura? A pesar de esto, tuvimos la oportunidad de conocer a mujeres, enfermeras, que tratan de dar lo mejor de sí con gran coraje y disposición.

 

Por el momento no añadiremos nada más, salvo esta reflexión ¿cómo sería mi práctica enfermera si me encontrara en su contexto sociocultural, político y económico? Se hace imprescindible el ver con sus ojos si se quiere llegar a cooperar de una forma efectiva.
 

  


Categoria:  Aprendiendo a cooperar

Hacer un comentario

No hay comentarios

Haz tu comentario
Asunto:    
Nombre:
Email:
Texto:
© 2008 FUDEN Fundación para el Desarrollo de la Enfermería
C/ Veneras, 9 1º Planta - 28013 Madrid - Tel: +34 915 482 779 - Fax: +34 915 423 018
| Contacto | Información legal |
Desarrollado por Artempus Factory
Optimizado para Firefox, Explorer 6 y 7
XHTML 1. 0 | CSS 2.0